Más de 9.000 ingenieros agrónomos de todo el país suman su voz
a Sociedad Civil por el Debate, tras la firma de un acuerdo de adhesión.

“La sociedad civil tiene que hablar, es fundamental”,
asegura la presidenta de la Asociación Nacional de Ingenieros Agrónomos.

Screenshot_4

Mari Cruz Díaz, presidenta de la Asociación Nacional de Ingenieros Agrónomos,
durante la firma del acuerdo con el presidente de Sociedad Civil por el Debate,
Manuel Campo Vidal.

Madrid, 17 de septiembre 2019.- “La sociedad civil tiene que hablar, es fundamental”. La presidenta de la Asociación Nacional de Ingenieros Agrónomos (ANIA), Mari Cruz Díaz, hizo esta afirmación rotunda durante la firma del convenio de colaboración entre su entidad, que agrupa a 9.000 profesionales, y Sociedad Civil por el Debate, asociación sin ánimo de lucro que preside el comunicador y sociólogo Manuel Campo Vidal.

Esta ingeniera, también presidenta del Comité de Valoración del Talento del Instituto de la Ingeniería de España (IIES), considera que están pasando ciertas cosas porque “en la sociedad estamos muy callados” y “no nos involucramos”.

Para Manuel Campo Vidal, los ingenieros agrónomos son figuras clave en nuestra economía y para el desarrollo tecnológico del medio rural en nuestro país, tan afectado por la despoblación, el reto demográfico y un sector agropecuario que necesita nuevos impulsos. Díaz apunta un dato revelador: “En los próximos 20 años, produciremos casi un cincuenta por ciento más, y eso exigirá mucha más tecnificación”.

“La ingeniería, la agricultura y la agroindustria es un sector vital, muy transversal”, asegura la presidenta de la Asociación fundada en 1872, tras precisar que en el peor momento de la crisis, el desempleo solo afectó al 5 por ciento de la profesión, una cifra que hoy se sitúa en el 1 %. Menos optimista se muestra Mari Cruz Díaz cuando habla de la integración de la mujer, un desafío inaplazable porque “la ingeniería necesita el 100 % del talento existente”.

LA ASOCIACIÓN NACIONAL DE INGENIEROS AGRÓNOMOS, ANIA

La Asociación de Ingenieros Agrónomos se creó en 1872 con la finalidad de defender los intereses de los técnicos agronómicos superiores españoles. En 1926 pasó a denominarse Asociación Nacional de Ingenieros Agrónomos (ANIA).

Integrada en el Instituto de Ingeniería de España, y en estrecha colaboración con el Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Agrónomos, tiene como misión fomentar el prestigio moral, social y técnico de sus asociados, colaborando con las administraciones públicas, para contribuir al progreso de las tecnologías vinculadas al ciclo total del sistema agroalimentario (industrias de insumos, producción agraria y ganadera, transformación, transporte y distribución) y a los procesos productivos desarrollados en el sector agroalimentario.

SOCIEDAD CIVIL POR EL DEBATE

Sociedad Civil por el Debate (SCD) es una asociación sin ánimo de lucro impulsada por el periodista Manuel Campo Vidal y creada, en 2015, por un grupo de profesionales. Su objetivo fundamental es dar voz a la ciudadanía en los asuntos públicos decisivos para el avance y la mejora del bien común. Desde su fundación, SCD ha trabajado intensamente por favorecer la reflexión y el entendimiento. Entre otras acciones, defiende la consecución de pactos de Estado en ámbitos vitales para el progreso de España, como la ciencia, la justicia o la educación.